Ushuaia ilumina la Tierra del Fuego

Por Luis Giannini

luiggigiannini@hotmail.com

Viajar es un privilegio, una verdadera maravilla en cualquier época. Pasear, recorrer, disfrutar de paisajes, de momentos realmente mágicos con o sin un plan para poner en práctica, cuando la realidad desaparece y da paso a los sueños. Esto experimentamos hace unos días en la ciudad más austral del planeta, Ushuaia, el destino que miles de personas imaginan visitar en alguna oportunidad, la capital de la isla de Tierra del Fuego. Bautizada así por los antiguos indios yámanas, primeros habitantes de la zona entre el fin de la Cordillera de los Andes y el Canal de Beagle, la “bahía que penetra hacia el oeste”, la ciudad que nació para “asegurar la soberanía”, en la actualidad es cabecera turística y cuenta con aeropuerto, prodigada hotelería y especial gastronomía. Una pintoresca aldea de pocos habitantes en la que viven hoy más de 60.000 almas, dada una explosión demográfica sin paralelo en la Argentina, para recorrerla a pie o en un pintoresco bus, tomar excursiones en veleros o mirar el fin del mundo desde el aire. Llegarse hasta el Parque Nacional Tierra del Fuego para hacer trekking o a alguno de los centros invernales donde los esquiadores encontrarán aquí la mayor cantidad de la Patagonia. Para los cultores del turismo histórico, el museo marítimo junto al antiguo presidio y el tren del fin del mundo están listos para ser visitados.

 Ex presidio y Museo marítimo

A unos pocos metros del paseo de la bahía del Canal de Beagle, se levanta la construcción de piedra de lo que fue el Presidio-cárcel de Ushuaia. Corría el año 1896 cuando, luego de que el presidente Julio Argentino Roca autorizara la construcción del penal, veintitrés presos partieron desde Buenos Aires y luego de navegar por el Atlántico Sur, desembarcaron en Ushuaia para construir la colonia penal más austral del mundo, en la que ellos mismos morarían. A pesar de tener un total de 380 celdas unipersonales, la cárcel llegó a albergar hasta 800 presidiarios, antes de ser clausurada y abandonada en 1947; más tarde el edificio fue adquirido por la Armada, que instaló allí una Base Naval. Hoy se pueden recorrer sus pabellones y visitar las celdas para convictos, cuyas frías paredes de piedra alojaron desde delincuentes seriales condenados a prisión perpetua  hasta presos políticos. Durante el recorrido, un guía experimentado brinda jugosos detalles  y anécdotas, entre ellos la permanencia en el presidio del joven anarquista Simon Radowitsky, que matara al comisario Lorenzo Falcón en 1909, colocándole una bomba en el auto, y que durante su condena protagonizó una espectacular fuga marítima siendo capturado más tarde cerca de Punta Arenas. También se recuerda a Santos Godino, conocido como “El Petiso Orejudo”, un joven demente nacido en el barrio de Parque Patricios, que había sido condenado por ahorcar a varios niños. Godino (hay una escultura de él así como también de presos y guardiacárceles a modo de revivir la época durante la visita) murió en 1944 de una hemorragia interna provocada por una paliza de los mismos internos, luego de haber tirado al gato, mascota de la cárcel, dentro de una estufa de leña. La leyenda cuenta que tras sus rejas también pasó tiempo un muchacho de 20 años que podría haber sido Carlos Gardel, aunque nunca se pudieron encontrar verdaderos documentos que atestigüen este suceso. En una de las celdas, se puede observar un dibujo del rostro del Zorzal Criollo pintado en la pared, vistiendo con elegancia su típico sombrero oscuro. Llama la atención también una fotografía de un antiguo recluso de sólo 30 años en la que se lo observa como si fuera un septuagenario debido a las rigurosas condiciones de cautiverio padecidas. Resulta por demás interesante visitar aquí el “Museo Marítimo de Ushuaia”, en el pabellón N° 4 del presidio. Cuenta con una reproducción a escala de las naves que pertenecieron a los primeros expedicionarios además de fotografías, videos y objetos referidos a la historia fueguina. Se presenta además una exposición de arte con lienzos vivos y animados, algunos de ellos pintados por manos infantiles, dada la elección y los trazos del dibujo.

Navegando el Canal

Dos tripulantes sentados utilizan remos de dos palas en un kayak, la otrora canoa de pesca usada por los esquimales, tradicionalmente fabricada con piel de foca, cuya cubierta solo tiene una abertura, cerrada con un material impermeable que se ajusta al tronco de los navegantes. Van concentrados y raudos, perseguidos por otros en lo que resulta una entretenida competencia. Desde los barcos, turistas fotógrafos aficionados expuestos a la intemperie capturan la escena mientras navegan por el canal Beagle, el verdadero plato fuerte de todo un día de visita a Ushuaia, ya que desde el agua la ciudad y sus alrededores ofrecen una postal espléndida. Hay navegaciones cortas por el canal, durante las cuales se observan pequeñas islas con colonias de lobos y pájaros marinos, y hay opciones de mayor duración, que llegan hasta la famosa bahía Lapataia -último punto de la Ruta Nacional N° 3-, dentro del Parque Nacional Tierra del Fuego, o hasta la estancia Harberton, primer establecimiento rural de la isla, fundado en 1884 por el misionero anglicano Thomas Bridges. Los paseos se hacen ya sea a bordo de modernos catamaranes, o bien clásicas motonaves con rica historia en la zona, veleros e inclusive botes neumáticos. En todos los casos, las embarcaciones pasan frente al legendario faro Les Eclaireurs, arquetípico y fascinante, cercano al sitio donde naufragó en 1930 el paquebote alemán Monte Cervantes. Algunos de estos servicios incluyen caminatas como por ejemplo, en las islas Bridges, en la pingüinera de la isla Martillo o en la isla Redonda. Un crucero de la compañía Australis está anclado en el puerto por lo que se logra apreciar las dimensiones de los ventanales de sus camarotes. Debe ser una aventura excelente alcanzar alojado en uno de ellos las aguas australes y llegar el mítico cabo de Hornos o recorrer los canales fueguinos del oeste, donde es posible ver glaciares colgantes que llegan hasta el mar.

Un verdadero City tour

Las caminatas por la ciudad de Ushuaia son una interesante alternativa dado que la historia local es abundante, de muchos contrastes y contemporánea. A las tradicionales salas del Museo del Fin del Mundo, o del Museo Marítimo (ubicado en el imperdible edificio del ex presidio), podemos agregar el Mundo Yámana, un nuevo centro de exhibición de maquetas que, a distinta escala y con un grado preciso de detalle, producen escenas de la vida cotidiana de los antiguos canoeros. Un recorrido entonces por el casco original de la ciudad, que por supuesto también se puede realizar en ómnibus, permitirá reconstruir cómo fueron los inicios poblacionales de la capital fueguina: la instalación de los misioneros, la llegada de los marinos argentinos, la fiebre del oro, el establecimiento de la cárcel, el advenimiento de las oleadas inmigrantes, y mucho más. El pintoresco Ushuaia Double Decker, un típico bus londinense de doble piso, desde cuya planta alta es posible tener la mejor de las vistas de la localidad resulta una tentadora opción puesto que la visita guiada es completa y la parte inferior está ambientada como un pub, para tomarse un café mientras se charla con los guías. El Double Decker, en su paseo, va uniendo los tres museos, así que el pasajero puede tomarlo nuevamente luego de sus visitas, para continuar recorriendo la ciudad. Ushuaia posee importantes hoteles, hospedajes y casas familiares que dan alojamiento. Modernas construcciones se combinan con viejas casas de madera y chapa, en las que resaltan los techos, generalmente rojos, con un pronunciado declive para evitar la acumulación de nieve. Construcciones y lugares representativos se escalonan a lo largo de la avenida San Martín, que corre paralela al mar, en donde también se agrupan los principales comercios de la ciudad: confiterías, casas regionales, shoppings, restaurantes y agencias de turismo, la Iglesia Nuestra Señora de la Merced y la Casa de Gobierno, sede de las autoridades del Poder Ejecutivo provincial desde 1976. Sus instalaciones reúnen los despachos del gobernador de la provincia y de los ministros que conforman el gabinete provincial.

 El glaciar de Alvear

En un entorno casi virgen, a pocos kilómetros de Ushuaia y a 1.400 metros de altura se halla el cerro Alvear, cuyas características lo convierten en uno de los más emblemáticos de la región: una cima casi plana con nieves eternas en un ambiente por demás natural al que se accede durante los meses de noviembre a marzo. Eso sí, abrigarse debido al clima frío, “estilo cebolla”, es decir, varias capas para permitir agregar o quitar prendas de acuerdo a la temperatura. El recorrido comienza en el centro invernal Altos del Valle por un sendero que se interna en el bosque ascendiendo continuamente. En esta primera parte del recorrido se puede apreciar la hermosa vista del valle que rodea al cerro, donde se verán guanacos, cóndores y zorros colorados. Luego se faldea el cerro Equivocado y a partir de allí comienza el verdadero trekking de altura, con ascensos por pedreros y saltos de agua que forma el río Cotorras. Tras casi cinco horas se llega al pie del glaciar, donde se podrá almorzar y descansar claro para luego visitar las cuevas de hielo, una magnífica experiencia junto al sonido del agua y el hielo que rodearán a quienes se animen hasta este lugar.

El tren del Fin del Mundo

Esto sí que es romper con la monotonía y la rutina, un divertido y didáctico paseo montados en El tren del Fin del Mundo, un pequeño tren de trocha angosta convertido en cita obligada de miles de turistas que llegan al sur del Sur en busca de aventuras. Parte desde su sede-estación central para efectuar una primera parada donde se puede observar la reconstrucción de chozas realizadas por los indios onas y una pequeña cascada de agua cristalina –la Macarena- que baja de la montaña. El viaje continúa y se recorre una parte inaccesible del Parque Nacional Tierra del Fuego mientras se disfruta de un hermoso paisaje que conjuga ríos, cascadas, montañas y bosques. Locomotoras a vapor y elegantes vagones, verdaderas obras de arte, en una hora y cincuenta minutos siguiendo el zigzagueante río Pipo, el cementerio de los árboles y el majestuoso bosque subantártico en una invitación a revivir los últimos 7 kilómetros del antiguo recorrido del tren de los presos. Tres salidas diarias en coches calefaccionados dotados de cómodos asientos guiados por una narración grabada con voces nativas en español, inglés y portugués. Cuenta con servicio turista, superior, Premium y VIP. Hernán Pablo Gávito escribió un libro editado por Editorial Dunken, “El Tren del Fin del Mundo (de la leyenda a la hazaña empresaria)”, un interesante relato de la historia del Ferrocarril Austral Fueguino, se los recomiendo

Ushuaia permite disfrutar de la primera hora de la mañana, cuando aún no ha asomado Febo, esperar que la bruma se vaya levantando, poco a poco, junto a la llegada de los primeros rayos de sol, y también de la belleza en esos atardeceres de colores especiales camino a la luminosidad nocturna, con el reflejo blanquecino del respaldar de los picos nevados, en una postal inolvidable que atesoramos en el regreso junto al recuerdo y merecido agradecimiento a todas las personas que nos ayudaron, instruyeron y apoyaron en esta bella excursión al archipiélago de Tierra del Fuego, el extremo austral de Sudamérica, de sobrenombre “Fin del Mundo”.

Más información

 Aerolíneas Argentinas tiene 33 vuelos semanales desde Buenos Aires a Ushuaia.

El directo tarda 3 horas 35 minutos de ida y un poco menos de regreso con tarifas promocionales, Económica, Flexible y Club Economy.

www.aerolineas.com.ar

Hotel Arakur Resort & Spa. Héroes de Malvinas 2617, Tel.: 02901 44-2900

www.arakur.com

Hotel Los Cauquenes Resort & Spa. De la Ermita 3462, Barrio Bahía Cauquén, Tel.: 02901 44-1300 Reservas (+54 11) 4735-2648

reservas@loscauquenes.com

www.loscauquenes.com

Hotel Arwen Mesheken, Tierra de Sueños. Salta 2451, Tel.: 02901 42-4524

www.arwen-mesheken.com.ar

Restaurante Kaupe. Cocina Francesa, Mariscos, Opciones sin gluten.

Pte. Gral. J. A. Roca 470, Tel.: 02901 42-2704

www.kaupe.com.ar

Restaurante Reinamora. Mariscos, Europea. De la Ermita 3462, Barrio Bahía Cauquén, Tel.: 02901 44-1300

www.loscauquenes.com

Restaurante Bodegón Fueguino, apto para vegetarianos. Avenida Gral. San Martín 859, 0Tel.: 2901 43-1972

www.tierradehumos.com

Casa de Té La Cabaña, Luis Martial 3560, Glaciar Martial. Tel.: 02901 42-4779

www.lacabania.com.ar

Museo del Presidio, Museo Marítimo, Museo Antártico, Yaganes y Gobernador Paz, Tel.: 02901 43-7481

info@museomaritimo.com

www.museomaritimo.com

Tren del Fin del Mundo, Ruta 3 km 3065, a 8 km de la ciudad en dirección al Parque Nacional Tierra del Fuego. Tel.: 02901 43-1600

www.trendelfindelmundo.com.ar

Tours Cumelen, traslados, 4×4, Navegación Lobos y Faro, Lago Fagnano y Escondido. Tel.: 02901 604069

reservas@cumelentours.tur.ar

www.cumelentours.tur.ar

Excursiones y Catamaranes Rumbo Sur, Av. San Martín 350, Tel.: 02901 42-1139/Whatsapp 02901 468183

www.rumbosur.com.ar

 Webs

www.turismoushuaia.com

www.infodeushuaia.com

www.ushuaia.gob.ar/turismo

www.excursionesenushuaia.com/

www.welcomeargentina.com/ushuaia

www.interpatagonia.com/ushuaia

*Colaboraron para la realización de esta nota y a quienes les estamos profundamente agradecidos: Intendencia de Ushuaia, Cristiane Canalli, Germán Hormaechea, Lais Bedoya, Clara Taquini del resort Los Cauquenes, Juan Manuel y la gente de marketing del Arakur Hotel, la anfitriona Lidia del Arwen Mesheken y el incansable chofer Ramiro, un santiagueño radicado hace años en Ushuaia. Un cariñoso saludo para todos ellos.

Compartir en:

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: El contenido está protegido