El fenómeno se sintió con fuerza en La Plata y la zona sur del Conurbano, sobre todo en Turdera, Quilmes, Berazategui, Florencio Varela.

Irene Pérez, geóloga de INPRES señaló a TN que “no es habitual que se mueva la tierra en Buenos Aires” ya que estos sismos “ocurren muy espaciados y son de baja intensidad”.

La experta sostuvo que al ser un temblor mínimo no provocó ningún daño y que la vibración “tuvo que ver con el movimiento de las placas”.

Al referirse a las últimos movimientos sísmicos registrados en Buenos Aires, la geóloga recordó que  “el 9 de agosto de 2016 ocurrió un evento características similares, que fue sentido en la zona de Guaminí que también tuvo una magnitud de 3.8ª en escala de Richter”. Y también se produjo otro “el 7 de noviembre de 2016 de magnitud 4”.

Alrededor de las 10.30 de la mañana las redes sociales se inundaron de mensajes alusivos, sobre todo de los vecinos platenses. Consultados por Infobae, desde Defensa Civil de La Plata confirmaron que recibieron un gran cantidad de denuncias de vecinos preocupados por ese fenómeno.

El epicentro se registró 32 kilómetros al Sur de la Ciudad de Buenos Aires; 50 kilómetros al Oeste de La Plata y 140 kilómetros al Este de Chivilcoy.

Fuente: Infobae