Riera: “A lo mejor Escalera es un Messi, pero yo soy el DT y no lo puedo hacer funcionar en mi equipo”

El Subsecretario de Inspección General y Tránsito, Leonardo Riera, quedó envuelto en una polémica luego que comenzara a circular un audio donde se escuchaba como insultaba a Héctor Escalera, uno de sus subordinados que encabeza la Dirección de Educación Vial de la misma cartera. En diálogo exclusivo con el programa “Pan & Circo” de Radio UNO, Riera contó los detalles de ese cruce y cuáles fueron los antecedentes que culminaron en un día de furia donde maltrató, insultó y desplazó a uno de sus subalternos.

“Estoy pasando un muy mal momento, y no tengo intenciones de hablar en ningún medio más” comenzó diciendo un preocupado Leonardo Riera en la visita al piso del programa “Pan & Circo”, para comenzar a relatar sus comienzos al frente de la cartera de Inspección General y Tránsito: “Estoy en tránsito desde marzo de este año y es un área que existe con la misma gente desde hace más de diez. Cuando yo me quise hacer cargo, ya tenía el conocimiento de que era un área complicada, sin embargo se lo propuse al Intendente y accedió porque entendió mi voluntad para tratar de colaborar y que la cosa empiece a cambiar.”

Cuándo te sumás a Tránsito, ¿dejas de pertenecer al área de Habilitaciones? Porque una de las acusaciones que pesan sobre vos es que cobras un doble sueldo.

No, yo simplemente cobro como encargado del área de Tránsito. Lo de Habilitaciones lo hago por pura voluntad, colaboro con mi compromiso con el Intendente porque es intención de todos los que formamos parte de este grupo de Gobierno para que salgan las cosas lo mejor posible y la verdad que se me tiene confianza y por eso se me ha pedido, o sugerí yo, continuar mirando desde arriba la cuestión de Habilitaciones.

¿Con qué área te encontraste cuando asumiste?

Me encontré con muchos problemas. Dicen que escoba nueva barre bien y en un principio todos se solidarizaron conmigo. Yo les di la oportunidad a todos de demostrarme quienes eran, pero a partir de ahí empezaron los inconvenientes.

“Esto tiene sus consecuencias porque es gente que estaba cómoda y cuando eso se le quita a alguien, tratará de recuperarlo. Todos los eventos que suceden son palos en la rueda, generados a mi criterio a propósito para generar un prejuicio y recuperar el estadío anterior”

La realidad es que dentro del área hay gente que merece mi respeto, y otra que no estaba de acuerdo con mis exigencias, que prefieren seguir con la costumbre de más de diez años de hacer la vida fácil, de no tener compromiso ni seriedad. Y son esas cuestiones a las que me tengo que enfrentar.

¿Héctor Escalera fue permeable a tus nuevas ideas dentro del área?

En un principio fue permeable. Pero, hablando en términos futbolísticos, yo soy el DT y uno tiene que mover las fichas como mejor considera para su idea de trabajo. Y la realidad es que Escalera puede ser un Messi, pero en mi equipo no lo puedo hacer funcionar. Entonces, necesito generar un grupo que se encargue de la educación vial pero en la calle, no en el escritorio. Con acciones, corrigiendo, y ese es el camino hacia donde voy.

Si es un Messi, quizás asumió la responsabilidad de llevar la pelota…

Él confirmó el puesto de educación vial en La Rural sin siquiera consensuarlo conmigo que soy su superior y debo asignar recursos, personal, evaluar cuantas horas extras se van a pagar y muchas cuestiones más. Es inadmisible que pretenda esa autonomía cuando forma parte de un equipo de trabajo.

¿A raíz de eso lo desafectaste?

No, le dije que no lo iba a desafectar del área, pero si del puesto instalado en La Rural. Yo quería darle protagonismo a un grupo de gente que quiero comprometer en el tema de la educación vial y que está asumiendo el compromiso muy bien.

“A mi criterio, (Escalera) siempre buscó ir más allá de ir mi orden, sobrepasarse, sentirse independiente. Cuando eso, muchas veces en una estructura de trabajo que se quiere formar es perjudicial”

¿Qué pasó el miércoles en La Rural?

Yo comprometí un grupo de gente para que se haga cargo de la escuela vial que está en la exposición. Y esa gente llevó adelante el desafío con entusiasmo, con mucha energía. El miércoles fuimos a ver como estaba el armado de la pista y demás, y cuando llego al lugar me encuentro con el señor Escalera y además, impartiendo órdenes sin ninguna autorización y contraria a lo que yo le había dicho. Entonces le solicito a Miguel Artero, que se encontraba presente y tiene confianza, que le pida de buena manera que se retire del lugar porque estaba yendo en contra de sus compañeros. Él dijo que no se retiraba si yo no le daba esa orden por escrito, cuando no corresponde.

Pasaron quince minutos, él siguió literalmente cruzado de brazos sentado mirando hacia donde estábamos nosotros con cara de “me siento importante”, hasta que le solicité a lo lejos que se vaya. Él toma el teléfono en forma desafiante, me pregunta “¿cómo?” y que le dé la orden por escrito, a mí, el superior. Se me acercaba siempre con la misma actitud intimidante, diciendo que le dé la orden por escrito y llegó un momento que perdí el control. Palabras sin sentido, si no volvía a escuchar el audio no tenía recuerdos de lo que había dicho.

¿Qué te pasó cuándo escuchaste el audio?

En el momento supe que me estaba grabando. Fue un altercado que puede tener cualquiera. Soy calentón de elevar la voz pero nunca de proferir insultos. Soy calentón pero siempre mantengo la cordura. Yo reconozco que hubo un altercado y que en cierto sentido me excedí pero bueno, son cuestiones que pasan y discusiones como esa las puede tener cualquiera en su vida cotidiana. Lo lamentable de esto es que una discusión que era en privado tuvo trascendencia pública.

¿Crees que las circunstancias se fueron dando así o que fue una cama?

Por cómo se dieron los hechos, a mi criterio, fue premeditado.

“Necesito generar un grupo que se encargue de la educación vial pero en la calle, no en el escritorio. Con acciones, corrigiendo, y ese es el camino hacia donde voy”

¿Estás pasando un momento difícil?

Difícil por injusto.

¿Cuál es la próxima instancia?

Prefiero dejar al margen todas las cuestiones personales y dejarle la decisión a quien pueda actuar objetivamente y acorde a la circunstancia.

¿Le pedirías disculpas a Escalera?

Si por el exceso verbal que tuve, pero considero que él le faltó el respeto a sus compañeros, no solamente a mí y cuando alguien te falta el respeto es muy difícil pedir disculpas.

Fuente: Primera Plana www.primeraplana.com.ar

Compartir en:

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: El contenido está protegido