A un año de la Ley Justina, crecieron un 60% los trasplantes de órganos

En lo que va de 2019 se realizaron 356 procesos de donación de órganos, 201 trasplantes más que los realizados en igual período de 2018. Lanzan la campaña #DarParaCambiar.

Justina Lo Cane, la nena de 7 años que murió en noviembre de 2017 esperando un trasplante de corazón que no llegó, cambió para siempre el paradigma de la donación de órganos en Argentina. Sus padres siguieron con la campaña Multiplicantex7 que la niña había impulsado y consiguieron que el 4 de julio de 2018 se sancionara la Ley Justina, por la que todos los argentinos son donantes de órganos, salvo que expresen su voluntad en sentido contrario.

A casi un año de la aprobación de la ley, los resultados comenzaron a notarse. En lo que va de 2019 se realizaron 356 procesos de donación de órganos que permitieron que 736 pacientes en lista de espera reciban un trasplante, 201 trasplantes más que los realizados en igual período de 2018. También se concretaron 610 trasplantes de córneas, según las estadísticas del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai).

“Creció un 60% la procuración de órganos comparando los cinco meses de este año con el anterior. Hay 201 trasplantes más en lo que va del año, eso es casi un trasplante más por día. Estamos muy contentos. Son 201 personas más que modificaron o salvaron su vida. Y la curva sigue creciendo, estamos terminando mayo como el mejor mes del año con 81 donantes”, le dijo a PERFIL Alberto Maceira, presidente del Incucai.

El aumento en la cantidad de donantes permitió que cada vez más personas accedan a un trasplante, pasando de un promedio de 3,6 trasplantes diarios realizados en 2018 a cinco trasplantes diarios concretados este año. Esto supone una vida más que se salva por día gracias a la donación. De los 736 trasplantes realizados en lo que va del año 451 fueron renales, 190 hepáticos, 41 cardíacos, 30 renopancreáticos, 14 pulmonares, cinco hepatorrenales, tres pancreáticos, uno intestinal y uno cardiorrenal.

Por su parte Ezequiel Lo Cane, papá de Justina, continúa con la campaña MultipcateX7 a través del proyecto Casa Justina. “Este proyecto busca resolver numerosos desafíos del proceso de donación de órganos y sobre todo del trasplante. Es un proyecto integral en el que todos tienen el lugar para participar; como ciudadanos, instituciones y empresas. Buscando lograr un cambio y mejora del sistema. Nos focalizamos en las familias que acompañan y en muchos pacientes que no tienen recursos para trasladarse para ser intervenidos en ciudades distintas a las de su residencia. Aunque también en cuestiones de proceso y desafíos de los profesionales de la salud”, indicó Lo Cane.

Casa Justina será un lugar físico en todo el país, en el que todos aquellos que están relacionados con el mundo del trasplante (pacientes y profesionales), lo han estado o incluso aquellos que aún no lo están, puedan encontrar contención o darla, obtener información y capacitación. Se están construyendo en distintas provincias del país como Mendoza, San Juan, Salta y Buenos Aires. En la actualidad 7.642 personas esperan un trasplante de órganos; 5.667 personas esperan un trasplante renal, 1.234 un trasplante hepático, 229 un trasplante pulmonar, 160 un trasplante renopancreático, 116 un trasplante cardíaco, 27 un trasplante hepatorrenal, 10 un trasplante intestinal, 9 un trasplante pancreático, 5 un trasplante hepatointestinal, 4 un trasplante cardiopulmonar y 1 un trasplante cardiorrenal. Además 2.439 personas aguardan por un trasplante de córneas.

Fuente: www.perfil.com

Compartir en:

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: El contenido está protegido